Skip to main content

Aunque todavía no existe una ley marco para la industria Fintech, el gobierno trabaja de la mano con empresas del sector para establecer reglas claras en algunas de las principales actividades.

La información aquí contenida es simplemente material informativo que se pone a disposición de las pymes. Es responsabilidad exclusiva de los clientes y las pymes el cumplimiento de la normatividad que le sea aplicable.

En las próximas semanas, la Unidad de Proyección Normativa y Estudios de Regulación Financiera (URF), del Ministerio de Hacienda, expedirá el decreto que regulará el crowdfunding en Colombia, con el que se busca que las plataformas de financiación colaborativa se conviertan en alternativas reales para capitalizar a pequeñas y medianas empresas.

De acuerdo con Felipe Lega, director de la URF, el crowdfunding o micromecenazgo, puede ser definido como un mecanismo novedoso en los mercados de capitales, que permite canalizar pequeñas sumas de dinero de inversionistas, con el propósito de fondear proyectos, con menos requisitos y a menores costos que otros mecanismos tradicionales. Para ello, conecta a los inversionistas con los proyectos, por medio de plataformas informáticas localizadas en sitios web.

Nueva alternativa

“Nosotros vemos a las plataformas de crowdfunding como una herramienta que nos va a permitir llenar un espacio para las inversiones de bajos montos. La idea es que en el futuro podamos contar con una diversidad de plataformas que generen esos vasos comunicantes entre los inversionistas y los proyectos que están buscando financiación para su desarrollo y puedan continuar con esa profundización del mercado de capitales”, explica Felipe Lega.

Según el alto funcionario, la URF (Unidad de Proyección Normativa y Estudios de Regulación Financiera) venía trabajando en este proyecto desde 2016 y en él se plasman tanto los objetivos del gobierno al normar esta actividad, como varias de las inquietudes que tenían los empresarios del sector.

Así, aunque el principal objetivo del decreto es regular la administración, el funcionamiento y la utilización de las plataformas electrónicas para la financiación de proyectos de inversión a través de la emisión de valores, también fijará las reglas de revelación de información y los estándares operativos y de funcionamiento de la infraestructura requerida para su buen funcionamiento.

“Es importante resaltar que no estamos pretendiendo que las plataformas sean los garantes o los que pongan el sello de garantía de que va a generarse un rendimiento real de la inversión, siempre hemos dicho que es un tema que tiene unos riesgos y el rol de la plataforma es hacer una selección que le permita tener la información mínima que debe publicarles a los inversionistas”, enfatiza Lega.

Así mismo, el decreto establecerá las normas para la protección de empresarios, emprendedores e inversionistas, así como las de prevención del lavado de activos y las de manejo de los conflictos de interés. “Las plataformas no estarán autorizadas para otorgar créditos y financiar a los inversionistas, tampoco pueden participar como inversionista o empresa receptora”, precisa el director de la URF.

Para acceder al crowdfunding, los proyectos deberán ser ejecutados en Colombia y podrán ser llevados a cabo por personas naturales o jurídicas con residencia en el país, a partir de actividades empresariales en los sectores agropecuario, industrial, comercial y de servicios.

Otras iniciativas

Además de este proyecto de financiación colaborativa, la URF (Unidad de Proyección Normativa y Estudios de Regulación Financiera) viene trabajando en el desarrollo de otros temas normativos que involucran de una u otra manera a la industria Fintech:

Pagos digitales

La URF busca que los pagos digitales puedan llegar a toda la población colombiana y se conviertan en un catalizador de la inclusión financiera.

“El efectivo sigue siendo el mayor competidor del sector financiero por la facilidad que tiene. Tenemos que empezar a migrar y a competirle al efectivo, pero no prohibiéndolo o satanizándolo, sino encontrando cuáles son los beneficios que tiene este método de pago y evaluando cómo las transacciones financieras pueden brindar dichos beneficios y es ahí donde el tema de pagos digitales cobra gran importancia”, dice Lega.

El alto funcionario explica que uno de los grandes retos del proyecto de pagos digitales es cómo lograr un sistema que funcione las 24 horas y los 7 días de la semana y cuyas transacciones, cuando sean realizadas mediante entidades financieras, sean inmediatas, como el efectivo.

Mercado de valores

La URF también prepara un decreto para mejorar los estándares del mercado de valores, entre ellos la asesoría que reciben los inversionistas, punto en el que se espera que las Fintech jueguen un rol preponderante, con herramientas como los robo-advisors o modelos de asesoría de inversión automatizada, en donde el cliente ya no interactúa con otra persona sino con una plataforma que, mediante la utilización de algoritmos, puede efectuar recomendaciones de inversión.

Así mismo, durante este año, la Subcomisión Fintech pondrá sobre la mesa varios temas del sector, con el fin de evaluar cuál será la mejor manera de abordarlos normativamente. Entre los tópicos a analizar, se encuentran:

  • Regtech: tecnología que apoya a los bancos a cumplir con la regulación de manera más eficiente)
  • Blockchain: también conocido como cadena de bloques, esta tecnología es considerada la piedra angular de la criptomoneda Bitcoin, entre otros.

 

En el ámbito regional, la URF ha logrado concretar medidas tangibles que apuntan a la integración financiera entre los países que hacen parte de la Alianza del Pacífico (México, Perú y Chile).

Uno de los avances más claros es la materialización del Pasaporte de fondos, donde Colombia ya dio el primer paso y con el que se espera que tanto los inversionistas como las ideas que hoy se tienen en materia Fintech puedan ser implementadas no solamente en el país, sino también entre los miembros de la Alianza.

Con este bloque también han venido conversando sobre el tema de micromecenazgo en el que a pesar de que los tiempos no coinciden, pues México ya cuenta con una ley sobre el tema y Colombia apenas empieza a trabajar en ella, sí se está trabajando para que tanto los principios como los términos de denominación utilizados sean los mismos.

Principales desafíos

“No podemos decir que existe una regulación Fintech, lo que hay es una normatividad para los distintos tipos de negocio y ahí es donde creemos que debe haber una regulación más holística, progresiva y que entiende que nosotros en un principio no estamos captando dineros del público, que lo que estamos es ofreciendo productos y servicios y que por tanto no pueden pretender poner regulaciones o exigencias de capital como las que tienen los bancos”, afirma el dirigente gremial.

Por su parte, Luis Gabriel Morcillo, socio de la firma Brigard & Urrutia y experto en mercado de capitales y regulación de valores, llama la atención sobre la necesidad de hacer cambios en el Estatuto Orgánico del Sistema Financiero para que realmente se puedan satisfacer las necesidades de la industria Fintech.

“Si no cambiamos el Estatuto orgánico del sistema financiero y algunos puntos la Ley 964, no vamos a poder realizar los ajustes que la industria Fintech requiere. No vamos a poder cambiar que un establecimiento de crédito pueda invertir en una Fintech o la manera en la que se van a poder relacionar. La Ley Fintech, más allá de aprobar un marco legislativo para ciertos productos y servicios, también puede modificar la estructura de cómo el sistema financiero se entrelaza con ellos”, sostiene Morcillo.

La Unidad de Proyección Normativa y Estudios de Regulación Financiera (URF), del Ministerio de Hacienda, expedirá el decreto que regulará el crowdfunding en Colombia, con el que se busca que las plataformas de financiación colaborativa se conviertan en alternativas reales para capitalizar a pequeñas y medianas empresas.

Temas clave:

¿Te pareció útil este contenido?

Inscribirme

Suscríbete a nuestro boletín

1. Mantente actualizado con información semanal.
2. Ten a la mano temas de interés para tu negocio.
3. Entérate de lo último en tendencias para tu empresa.

¿Quieres ver más artículos de Actualízate?

Descúbrelos